Apartamentos Elaya

Imagínese despertar y contemplar esta imagen...

Galería

A continuación, puedes ver imágenes de algunas de las actividades que se pueden hacer en El Rasillo y alrededores.

 

Qué visitar

Una vez asentados en los apartamentos, los viajeros tienen varias opciones para disfrutar de una entretenida estancia entre nosotros. Quien nos visita durante un ffin de semana, suele optar el primer día por conocer alguna bodega de Rioja y saborear los placeres del Casco Antiguo de Logroño y dedicar una segunda jornada a nuestro entorno más inmediato, con alguna ruta por el Parque Natural de Cebollera o/y algún paseo por alguno de los pueblos del Camero Nuevo. Otra opción que predomina entre los visitantes es desplazarse hasta las grandes joyas monásticas de La Rioja: el monasterio de Valvanera y el gran enclave monacal de San Millán de la Cogolla, donde se asientan los monasterios de Yuso y Suso, el primero grandioso y monumental; el segundo, recóndito y austero.

     En verano, cuando las estancias son más largas y el día da para mucho más, lo más habitual es pasar unas horas disfrutando del baño en la playa del pantano, donde además se pueden alquilar pedaleras y piraguas o tomar unas clases de surf. El edificio del Club Náutico ofrece también servicio de cafetería-restaurante y cuenta con una enorme terraza mirador con excelentes vistas al entorno. El recinto acoge durante el mes de julio interesantes pruebas de triatlón y duatlón, además de una travesía a nado en el pantano. Los afficionados a la pesca disponen también de zonas para echar sus cañas y probar suerte con las truchas de merodean por las orillas del embalse (se requiere una licencia que hay que solicitar en la Consejería de Medio Ambiente de La Rioja). Otra opción para pasar un buen rato puede ser el Parque Aventura de Lumbreras (a 18 kilómetros del Rasillo) con atrevidas tirolinas y ejercicios en las cuerdas.

    Aunque ya no es época de baño, el otoño ofrece otros interesantísimos alicientes en nuestra comarca, en general, y en El Rasillo en particular. La afición a la micología atrae hasta nuestros bosques a un creciente número de visitantes durante esta estación del año. En los pinares, hayedos y robledales que rodean al municipio crecen los boletus, níscalos, senderuelas y otras especies de setas tan apreciadas por los paladares más exquisitos. El visitante puede optar por adentrarse en el monte a pie o en vehículo por las pistas, si bien en este último caso requerirá un permiso especial para circular que conviene pedir con anticipación en el Ayuntamiento. La recogida de setas debe seguir las condiciones establecidas en la normativa de Medio Ambiente.

    Pero el de las setas no es el único entretenimiento en otoño. El colorido otoñal de la inmensa masa boscosa que rodea a El Rasillo es todo un espectáculo cromático al que muchos viajeros asisten maravillados. A quién le guste la bicicleta de montaña, es también una época ideal para perderse y gozar de rincones de una belleza pristina y de las grandes panorámicas de nuestras sierras. El Rasillo acoge, junto a las localidades vecinas de Nieva y Montemediano, una prueba de BTT en el mes de septiembre que encandila por sus divertidos descensos entre la foresta.


"En otoño los bosques ofrecen
un espectáculo de color que
levanta la admiración de los
viajeros que nos visitan"

    El invierno es el frío y la nieve en la sierra y las visitas bajan pero nuestro pueblo sigue teniendo tirón para los viajeros que buscan tranquilidad durante la Navidad o los puentes festivos. En el pueblo huele a leña y la vida adquiere un ritmo más sosegado y entrañable. Pero para los más activos, la nieve siempre es un acicate y hay quien aprovecha para acercarse hasta Santa Inés (a 35 kilómetros de El Rasillo) para lanzarse por las pistas de esta pequeña estación nival. A otros les basta la nieve que hay en el pueblo para hacer una ruta con raquetas o esquís de travesía o lanzarse en trineo por las cuestas y las laderas del municipio.


Dónde comer

En el municipio de El Rasillo se puede comer bien a menú o la carta en el restaurante del Hostal Cameros y también en el restaurante del Club Náutico. Otra opción más ligera es el Bar Plaza, donde sirven bocadillos, huevos fritos con acompañamiento y ensaladas.

    En los alrededores del Rasillo hay también otros restaurantes: En Ortigosa, a 4 kilómetros, está el Casino; en Villanueva, a 5 kilómetros, Los Nogales; en Pradillo, a 6 kilómetros, Los Cucharones; en Villoslada, a 15 kilómetros, el restaurante Coronas; en Torrecilla, a 15 kilómetros, La Terraza, y en Lumbreras, a 18 kilómetros, el restaurante Iregua.

    Caparrones, carnes y setas en combinaciones diversas son platos comunes en la gastronomía de la comarca, todos ellos aderezados con vino de Rioja.



SI QUIERES SABER MÁS SOBRE LA RIOJA O CONSULTAR SOBRE QUÉ DESTINO VISITAR O QUÉ ACTIVIDADES PUEDES REALIZAR PINCHA EN LA WEB DE LA RIOJA TURISMO -----------------

LA RIOJA TURISMO TE AYUDA A HACER TUS PLANES